Peñíscola: ideal para una escapada de fin de semana

Ahora que las vacaciones de verano ya quedaron atrás y todavía quedan unos dos meses para las fiestas navideñas, es un buen momento para hacer una pequeña pausa que nos sirva para desconectar y recuperar energías. Hoy te presentamos un destino ideal para una escapada de fin de semana: Peñíscola. Déjate cautivar por el encanto de esta ciudad y disfruta de dos días de turismo en familia, con amigos o en pareja.

Descubrir Peñíscola en dos días

Situada en la Comunidad Valenciana, en la comarca del Baix Maestrat, Peñíscola es una ciudad costera con una gran oferta de ocio para todas las edades. Un lugar idílico donde disfrutar de playa, cultura, historia y gastronomía. A continuación, hacemos un pequeño repaso de los lugares que no te puedes perder de esta ciudad.

Lugares de interés

Las Murallas de Peñíscola

Las murallas de la ciudad, de estilo renacentista, fueron encargadas al arquitecto Giovanni Battista Antonelli en el siglo XVI. Rodean todo el casco antiguo de la ciudad y se conservan en muy buenas condiciones.

El Castillo de Peñíscola

El Castillo Palacio de Peñíscola, también conocido como Castillo del Papa Luna, se encuentra en la zona más alta del peñón. Fue construido por los Templarios sobre los restos de lo que antiguamente era una alcazaba árabe. Desde lo alto de sus murallas se aprecian unas magníficas vistas de la bahía de Peñíscola. Ha pasado por muchas modificaciones y mejoras, pero ningún cambio importante que le quite su encanto de siempre. Aquí construyó su sede el Papa Luna.

Iglesia de Santa María

Esta iglesia, antes conocida como Iglesia de la Virgen del Socorro, data del siglo XV. Combina rasgos arquitectónicos de estilo gótico (de sus inicios) y barroco (tras una ampliación), con una puerta de estilo románico. En ella puedes encontrar un cáliz del Papa Luna, la Cruz procesional de Benedicto XIII y un Relicario de Clemente VIII.

El Bufador

Se trata de una gran brecha que existe entre las rocas, por donde sale y vuelve a entrar el agua del mar los días de temporal. Cuando esto sucede, se escucha un gran estruendo, un sonido muy peculiar que caracteriza este lugar.

La Casa de las Conchas

Es una casa situada en el casco antiguo de Peñíscola, con una fachada muy peculiar, ya que destaca por estar completamente cubierta de conchas.

Playas en Peñíscola

Una de las playas más destacadas de esta ciudad, bañada por el Mar Mediterráneo, es la Playa Norte, con 5,5 kilómetros de fina arena, aguas transparentes y gran cantidad de servicios. También merece la pena acercarse a otras playas y calas menos conocidas, pero de una auténtica belleza, como la Playa Sur, Playa del Pebret, Playa del Russo, Playa de las Viudas o Plata Irta.

Para los más atrevidos y aventureros, también está la opción de hacer alguna actividad en el mar, como las que ofrecen en la Escuela del Mar de la Playa Sur.

Además, sea cuál sea la época del año, siempre podrás disfrutar de un largo paseo al lado del mar, por el paseo marítimo de la ciudad.

Cultura y gastronomía

Te recomendamos realizar una ruta por el casco histórico de la ciudad y descubrir los encantos y lugares más característicos de Peñíscola. Te animamos a descubrir la tradición marinera en la gastronomía local, con platos y postres típicos, como el suquet de pescado, el caragol punxent o los arroces. También puedes aprovechar tu visita para asistir a las diferentes fiestas locales que se celebran durante el año, como San Antonio Abad, las Fiestas Patronales o San Pedro.

No olvides que, si necesitas desplazarte por la ciudad durante tu estancia, puedes alquilar un coche en nuestra oficina de Peñíscola.

Y tú, ¿ya has estado en Peñíscola? ¿Qué es lo que más te ha gustado de esta ciudad?


Imagen: www.turismodecastellon.com